jueves, 26 de mayo de 2016

Huelga de hambre del SAT: “Hasta que la dignidad se haga costumbre"

La huelga de hambre del SAT cumple 12 días y pide apoyo al pueblo madrileño



Durante años los dos grandes sindicatos en el Estado español han pactado con cada gobierno reforma tras reforma mientras trataban de contener la protesta social. Aunque existan en su seno personas que se esfuerzan por defender los derechos de los trabajadores, las cúpulas sindicales de UGT y CCOO están más interesadas en la concertación y el mantenimiento de parcelas de poder. Conscientes de ello la marea de la sanidad y la marea de la educación trataron de actuar al margen de ambos sindicatos, como hacen también los sindicatos “alternativos” o de clase como CGT, CNT, Solidaridad Obrera, Co.bas, sindicatos regionales combativos y el Sindicato Andaluz de Trabajadores.

Durante los últimos años el Sindicato Andaluz de Trabajadores ha sido un referente para muchas de nosotras, aunque no seamos andaluzas. En una tierra tan marcada por las diferencias sociales, donde se encuentran los latifundios de los mayores terratenientes de España, el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), germen del SAT, ha luchado continuamente por hacer frente a la opresión que vivían los jornaleros. Han ocupado tierras de terratenientes, han denunciado a empresarios déspotas que maltrataban jornaleros empleados ilegalmente a cambio de una miseria. Han sido capaces de crear en Marinaleda un ejemplo de autogobierno y rebeldía anticapitalista, donde las vecinas no sufren la penuria del alojamiento porque entre todos construyen las casas y las pagan a 20 euros al mes; además producen aceite mediante una cooperativa. Marinaleda es un ejemplo de que es posible vivir del campo, en medio de una provincia asolada por el desempleo.

En los años de revueltas que siguieron al 15M, el Sindicato Andaluz de Trabajadores se ha destacado por la ocupación de la finca de las Turquillas perteneciente al Ministerio de Defensa, o por las acciones de expropiación de alimentos y material escolar para familias de bajos recursos (distinto al robo: uno roba para sí mismo) en grandes superficies como Carrefour o Mercadona. Su defensa de los jornaleros inmigrantes le ha valido al SAT un fuerte apoyo entre inmigrantes extranjeros que son particularmente explotados por los empresarios agrícolas.

Por todas las acciones de lucha, por todos los enfrentamientos con los terratenientes y con los poderes establecidos, los y las militantes del SAT han sufrido una represión sin par en el Estado español. Actualmente el SAT tiene 637 sindicalistas procesados a los que piden 435 años de cárcel y 743.000 € en multas. Es un acoso policial constante que busca acabar con el importante apoyo social que ha conseguido este sindicato entre las capas sociales más humildes. Las multas colocan a las familias trabajadoras en situaciones difíciles, y los antecedentes penales desincentivan la protesta porque nuevas acciones pueden llevar a la cárcel.

Así le ha ocurrido a Andrés Bódalo, que fue jornalero durante años, sindicalista del SAT con muchas acciones a sus espaldas y que en 2012 se hallaba liderando una protesta de vecinos de Jódar, en la provincia de Jaén. La fuerte sequía de ese año dejó a casi la mitad del pueblo en el desempleo. Quienes no emigraron a trabajar a Navarra o Castilla la Mancha estaban pasando penurias económicas; por eso se decidió un encierro el centro cultural de Jódar que se inició a primeros de septiembre. El objetivo era conseguir del ayuntamiento un plan de empleo especial, pero el ayuntamiento gobernado por el PSOE prefirió ignorar la protesta. Cada día una quincena de personas salían del encierro para realizar alguna acción decidida en asamblea la noche anterior. Por ejemplo, ir a barrer la avenida principal. Un día cuando llevaban ya tres semanas de encierro, unas quince personas estaban volviendo al centro cultural después de una acción. El teniente de alcalde les vio desde el ayuntamiento, bajó y se acercó a pocos pasos. Las activistas se encararon con el teniente de alcalde y hubo momentos de tensión con algún forcejeo. Andrés Bódalo se hallaba detrás con un megáfono diciendo a los suyos que se retiraran y no hicieran nada violento. Pero el teniente de alcalde aprovechó la ocasión para criminalizar al movimiento, y ese mismo día las quince personas fueron detenidas acusadas de violencia. Al llegar el juicio sin embargo el juez absolvió a todas excepto a tres: dos que quedaron con una condena de año y medio (y no podían por tanto entrar a la cárcel) y Andrés Bódalo, con una condena de tres años y medio de prisión.

Las sindicalistas del SAT han venido caminando desde Jaén como hicieron los mineros, y al llegar a Madrid se han puesto en huelga de hambre; el 27 de mayo llevarán doce días sin comer. Reclaman que Andrés Bódalo salga de la cárcel, pero también en sus discursos exigen cada día libertad para Alfon, Nahuel y todxs lxs detenidxs por luchar en el Estado español. No se trata de una protesta obrera sin más: se trata de reivindicar la dignidad de la gente más humilde, a quienes el sistema capitalista convierte cada vez más en excedentes, expulsa del mercado de trabajo, segrega y reprime si se atreven a protestar. Bódalo no tuvo una defensa judicial efectiva porque el juez no admitió los testimonios y vídeos de la defensa y un error administrativo le impidió apelar al Tribunal Supremo. Señalar esto es poner de manifiesto la arbitrariedad de la represión estatal contra los luchadores sociales que se enfrentan con fuerza a las injusticias del sistema capitalista. Si el pulso por la libertad de Bódalo se gana, será un paso importante en la concientización de la sociedad acerca del problema de lxs presxs políticxs y sociales, que van en aumento con la represión creciente del movimiento social.



Si estás en Madrid puedes pasar por el campamento en huelga de hambre a firmar por la libertad de Andrés Bódalo, escuchar hablar a las sindicalistas y aportarles apoyo material y moral. Y más importante aún, sumarte a la concentración del viernes 27 de mayo, a las 20h en Sol.

Si nos tocan a una, nos tocan a todas. La lucha es el único camino.
Andres Bódalo libertad, presas políticas libertad.






¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!



 

domingo, 8 de mayo de 2016

Solidaridad con Ángel

Queda un mes para el juicio de Ángel. Ángel es un chico que se prepara para ser profesor de historia, aficionado a la poesía, libertario. Hace cuatro años Ángel, por entonces estudiante de historia, fue uno de los detenidos en la manifestación de los mineros del 31 de mayo de 2012 en Madrid. Al igual que él, muchos miles de madrileños se solidarizaron con los mineros en la manifestación del 31 de mayo y el recibimiento a las marchas mineras a su llegada a Madrid en julio. 

Manifestación minera del 31.05.2012 en Madrid. Fuente: Periodismo Humano

Para iniciar esta historia entonces hay que referirse a la situación de las cuencas mineras. O más en general, a los ataques brutales contra los trabajadores que llevamos años viviendo con la excusa de la crisis. Una crisis que ha permitido a los gobernantes aplicar medidas diseñadas en los laboratorios de los think tanks anglosajones desde muchos años atrás, y aplicadas por ejemplo contra los mineros ingleses. Para nuestros gobernantes somos números. Nosotras hemos intentado hacerles frente, en 2011 por primera vez la ciudadanía se levantó con la idea de reclamar democracia, el control sobre lo que nos afecta, pero hacía falta por lo visto mucho más para ser escuchadas.

La protesta de los mineros llegó un año después, empujados por la situación desesperada de las cuencas mineras. El gobierno de Rajoy había decidido la práctica eliminación de los fondos destinados a lo que pomposamente la Administración denomina el “Nuevo Modelo de Desarrollo Integral y Sostenible de las Comarcas Mineras". Al gobierno le era indiferente la suerte de miles de familias en Asturias, León, Aragón... a las que dejaba sin ninguna alternativa. Entonces los mineros del carbón de Asturias se pusieron en huelga indefinida. El 31 de mayo de 2012, mineros de todo el Estado acudieron a Madrid a manifestarse contra estas medidas. Gente madrileña de todas las edades se les unió en solidaridad, entre ellos mi amigo Ángel. Los mineros protestaron con rabia y determinación, como decía una pancarta "no estamos indignados, estamos hasta los cojones". Sentían que de esta movilización dependía su medio de vida. Los policías respondieron con su brutalidad acostumbrada. Ése es el día que detuvieron a Angel.

Fuente de la imagen: Iniciativa Comunista
La huelga indefinida del carbón continuó en Asturias. Y desde Asturias y otros puntos del Estado, los mineros caminaron 400 kilómetros en la Marcha Negra que terminó en julio en una gigantesca manifestación en Madrid, con muchos más detenidos. De hecho los detenidos se han vuelto tan comunes en las protestas sociales, que pocos son los activistas hoy que no tienen amigos esperando un proceso. Y siempre nos sorprendemos bastante con las acusaciones que plantean los policías, y nos volvemos locos intentando encontrarles una lógica. Las acusaciones a las que se enfrenta Ángel se corresponden con el famoso "paquete represivo": resistencia, desobediencia, atentado a la autoridad y desórdenes públicos. Y para cada una de ellas piden la máxima pena, por lo que en total suman 8 años y medio y 6500 euros de multa.

Tiene algo que ver con la toma de decisiones: el mando policial recibe de la delegación de gobierno la orden de disolver, pero para justificar las cargas policiales se necesita detener a gente a quien atribuir hechos que justifiquen las cargas. Mi teoría es que la policía utiliza una noción de culpabilidad colectiva: los cargos se reparten de forma totalmente aleatoria entre las personas detenidas. La idea de culpabilidad colectiva encaja en la visión de las autoridades de que quien está manifestándose en cierto lugar en cierto momento es de algún modo partícipe de todo lo que ocurra en ese lugar en ese momento. Y es que para ellos somos como una gran masa homogénea: el pueblo que tiene que estar calladito y aceptar lo que nos manden. El pueblo que resulta impertinente y molesto si se atreve a responder. Para ellos somos intercambiables, no somos ciudadanos dotados de derechos. Sólo nosotras llegamos a convencernos de que lo somos, hasta que detienen a alguien cercano y se caen todas las máscaras.

ÁNGEL LIBERTAD. ¡¡¡La solidaridad no es delito!!!


Y que no cesen las protestas sociales. Que los mineros no se rindan. "Tenemos derecho al trabajo", pone en la Constitución. Es una entelequia porque las políticas públicas acaban con las cuencas mineras y no proponen alternativas para esos miles de trabajadores. Y si sólo somos trabajadores y no ciudadanas como nos dicen, no nos quedemos ahí. Todo el poder a los trabajadores.

Ver también: Acción contra la represión (el colectivo de Ángel)
#SolidaridadconAngel

Julio de 2012: miles de personas recibieron a las marchas mineras a su llegada a Madrid


¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

     

miércoles, 27 de abril de 2016

Mensaje en el metro de Barcelona

Ada Colau consideró la huelga de los trabajadores del metro de Barcelona "desproporcionada". Pero no parece desproporcionado que los directivos del metro cobren 100.000 euros. Y es que la empresa pública TMB es un "cementerio de elefantes" a donde pasan a trabajar los cargos políticos locales cuando se retiran del Ayuntamiento...


Mensaje que se podía leer ayer en el Metro de Barcelona:
"El precio de tu billete incluye: sueldos de 100.000 euros para nuestros directivos. Sé cívico, no te cueles".

-----------

Fuente de la imagen: Apoyo Mutuo.


¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

Precariedad y minijobs en Berlín

Copio aquí este comentario de un chico que vive en Berlín. ¡Saludos!
Violeta.


"Ayer, al ir a apuntarme a un curso de alemán en Volkshochschule (la "universidad popular") de mi barrio de Berlin (Wedding), estuve charlando -mientras esperaba- con algunos de los que allí estábamos para inscribirnos... Un profesor de Gabón (África occidental), con la titulación de abogado, buscando curro en Berlin. Un obrero de la construcción, búlgaro, que había trabajado en Burgos, y que -ante la falta de trabajo en España- se vino a Berlin... Tanto él como su mujer (que trabaja limpiando hoteles) han sufrido en sus carnes el estrés, la precariedad y la explotación en Berlin -la otra cara del "milagro económico alemán"-...

Lo mismo que habían vivido también algunos compañeros españoles -limpiando hoteles- con quienes trabajé hace dos años... No en un hotel, sino que trabajé con algunos de ellos como limpiador en una tienda de Zara (en realidad trabajábamos para una empresa española, que estaba subcontratada por Zara en Berlin... y nosotros contratados con un minijob, con una precariedad absoluta y los despidos como algo omnipresente). A uno de esos compañeros, después de dos años, también me lo encontré ayer, esperando en la Volkshochshule. Un buen ejemplo de quienes vivimos Wedding...

Eso por no hablar también de los refugiados de Siria, Afganistán, Irán e incluso Sri Lanka que conocí el domingo, en la asamblea que se celebra -a 10 min. de mi casa-, de un grupo que coordina a los vecinos/as de mi barrio, incluyendo aquellos/as refugiados/as (también vecinos/as de este barrio) que viven en unas condiciones muy precarias, sin privacidad, en polideportivos como alojamientos comunes... Todos/as luchando, desde este grupo, por unas mejores condiciones al respecto.

En definitiva... Orgulloso de mi barrio inmigrante, trabajador y solidario."


---------------------

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

miércoles, 13 de abril de 2016

ERE encubierto en la empresa tecnológica española BQ

La empresa BQ, con un 30% de beneficios en 2015, despide masivamente trabajadores en Las Rozas alegando "una mala situación económica". A esto nos han llevado las reformas laborales que han hecho tan fácil despedir "porque así se crea empleo" ¿?¿?. Afortunadamente sus trabajadores han comenzado una campaña para resistir y reclamar sus derechos.

Puedes apoyarles protestando directamente en la página facebook de la empresa, que se jacta de que sus productos son hechos en España: https://www.facebook.com/bqreaders


Ver también: http://www.adslzone.net/2016/03/09/la-plantilla-de-bq-se-planta-ante-los-despidos-con-paros-durante-el-jueves/ 



¡¡¡NO MÁS DESPIDOS EN BQ!!!   
‪#‎BQulpables‬


No es la primera vez que los trabajadores de BQ sufren una oleada de despidos. En el mes de marzo ya hubo un primer conflicto laboral en la sede de Rivas, Madrid. En aquella ocasión se externalizó trabajo a subcontratas para justificar despidos por menor carga de trabajo, se obligó a los trabajadores a realizar un tipo de trabajo que no les correspondía y, en definitiva, empeoraron las condiciones laborales de aquellos que permanecían en sus puestos.
Como respuesta, el comité de empresa de esta sede anunció paros y movilizaciones que fueron finalmente truncados por el acuerdo al que llegó el comité de huelga con la patronal, el cual prometía congelar los procesos de externalización, pero no satisfacía las principales demandas de los trabajadores.
Por aquellas fechas, en el resto de la empresa situada en la sede de Las Rozas, la dirección comenzó a lanzar el mensaje de que la firma tiene problemas económicos y empiezan los primeros despidos. Pero los supuestos problemas económicos, que fueron utilizados para tratar de justificar las suspensiones, no existen.
En motivo real que esconde BQ es que no han conseguido duplicar el tamaño de la empresa, su objetivo marcado para 2015, pero en ningún caso ha habido pérdidas. Aunque la empresa se niega a dar los datos de crecimiento, según cálculos aproximados de fuentes consultadas por Izquierda Diario, el crecimiento ha llegado al 30%. Una vez más, una empresa con cuantiosos beneficios y crecimiento, justifica despidos alegando una mala situación económica.
A lo largo de este mes se han generalizado los despidos en BQ Las Rozas, siguiendo un mecanismo similar al que utilizaron el mes pasado en la otra sede de Madrid. Comienzan vaciando de trabajo al departamento, la empresa manda el mensaje a través de directivos intermedios de que hay problemas económicos y se despide a compañeros “porque la empresa lo está pasando mal y no os necesita”.
La mayoría de estos despidos, además, son de carácter disciplinario: por llegar tarde, por falta de respeto a un superior, por falta de productividad, etc., lo cual, además de facilitarle el papeleo a la empresa y ahorrarle indemnizaciones, crea un ambiente de tensión e inseguridad entre los trabajadores.
Mientras la empresa despedía hasta el 80% de la plantilla en algunos departamentos, su política, lejos de defender los valores que venden sobre la importancia de las personas y la transparencia en su funcionamiento, pasaba por fomentar la competencia por carga de trabajo entre los diferentes equipos así como entre antiguos y nuevos contratados, en un clima de secretismo, rumores y mentiras.
En todo momento la empresa ha mostrado su rechazo absoluto a cualquier tipo de negociación con los trabajadores y trata de impedir por todos los medios que se organicen para luchar por sus derechos, comenzando por el mantenimiento de una organización vertical que dificulta cualquier comunicación entre departamentos y equipos y atajando cualquier intento de actividad sindical. En esta línea, cualquier trabajador que ha denunciado la ilegalidad del cambio de sus condiciones de trabajo ha sido echado a la calle sin contemplaciones.
Si alguien creyó la idea de una empresa amable, transparente, que se preocupa por “el crecimiento económico en España” y por “el bienestar de sus trabajadores”, tal y como BQ intenta vender dentro y fuera de sus oficinas, a lo largo de este conflicto laboral ha quedado claro que lo único a lo que responde es, como toda empresa capitalista, a la búsqueda de cada vez mayores beneficios, pasando para ello por encima de los trabajadores y sus derechos. Incluso en su época dorada mantenían sueldos bajos y manipulaban los contratos para saltarse el convenio colectivo navegando en la ilegalidad, según informan fuentes sindicales dentro de la empresa.
Los trabajadores y trabajadoras de BQ se enfrentan a un ERE encubierto. Los despidos masivos y la depauperación de las condiciones laborales de aquellos que queden van a continuar, a no ser que los trabajadores se organicen y se enfrenten juntos a este ataque de la empresa, exigiendo la readmisión de los compañeros y unas condiciones dignas de trabajo.

Fuente: http://www.izquierdadiario.es/ERE-encubierto-en-la-tecnologica-espanola-BQ?id_rubrique=2653


¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!


 

viernes, 22 de enero de 2016

Nos quieren robar a Esther

Esta noticia es una muestra de la barbarie invisible que genera nuestro sistema económico. Una dura historia de las que debe haber a montones en este momento. Una historia de rebeldía y movilización, también de pobreza y ahora la amenaza de la cárcel y de perder a sus cuatro hijos. Desde aquí quiero solidarizarme y apoyar la campaña de firmas. Si Esther va a la cárcel será por la vergonzosa desigualdad y la falta de protección social que hay en nuestro país. Se penaliza la pobreza mientras los privilegiados roban a manos llenas. ¡Ánimo Esther!
Violeta.

Fuente: https://nosquierenrobaraesther.wordpress.com/ 

------------------------


Nos quieren robar a Esther. Vecina, amiga y compañera. Y no lo vamos a permitir. Pero empecemos por el principio. Conocimos a Esther hace cuatro o cinco años, cuando el IVIMA intentó expulsarla de su vivienda. Lo intentaron dos veces. Pero el barrio respondió y no pudieron hacer nada. Al final, el marido de Esther falleció y tuvo que abandonar la vivienda, pero ya nos conocíamos de sobra y no estuvo sola. Gracias al trabajo colectivo de muchas vecinas, tras un duro verano, Esther consiguió una casa para sus cuatro hijas y ella. Desde entonces no dejó de participar en la OFIAM, una red de apoyo vecinal del barrio de Hortaleza. No han pasado muchos años desde aquel ajetreado mes de agosto, pero, en este tiempo, hemos compartido mucho. Muchísimo. Hemos visto como Esther se convertía en un apoyo fundamental para tantas mujeres que, necesitadas de un techo, afrontaban con temor su única salida para no quedarse en la calle, okupar una vivienda. Esther siempre ha sabido contagiar confianza y fuerza. Entendía perfectamente la situación que estaban viviendo nuestras vecinas, algo que nos costaba un poco más al resto. Pero mientras pasaba todo esto, Esther tenía que pelear por sus cuatro hijas, por sacarlas adelante, para que no les faltara de nada. Desempleada y cobrando tan sólo el RMI, llegar a fin de mes es la verdadera aventura. Pero hace unos días recibimos la triste noticia. Un juez ha condenado a cuatro meses de prisión a nuestra compañera. Por un hurto en una tienda de ropa de una empresa que facturó más de mil millones de euros el pasado año. Ropa que iba a ser revendida para poder cuadrar las cuentas de casa. La sentencia ha sido dura de asimilar. Pensar que nos van a robar a Esther. Pensar en sus hijas. Pensar en ella. Pensar en nosotros. Por cuatro trapos. Y es inevitable que te vengan a la cabeza los Bárcenas, las Infantas, los Gómez de la Serna, los Ratos, etc. Tan impunes. Pavoneando su desvergüenza. Mientras tenemos que digerir lo que ya sabíamos de sobra. La cárcel es para los pobres. Para gente como tú, como yo, como Esther. Pero lo vamos a pelear. Hasta el final. Tenemos pocos días. Tan sólo una salida. El indulto. La presión social, la movilización, el barrio unido con un sólo grito, para conseguirlo. Queremos a Esther en casa, con los suyos. Hacemos un llamamiento para recoger firmas, difundir el caso, presionar a los que mandan. Lo que se os ocurra. Tenemos pocos días. El tiempo, como siempre, es una pesada losa para nosotras. Pero no podemos permitir que nos roben a Esther. Por cuatro trapos. Eso sí que un hurto. Pero si al final se produce. Nadie pagará por ello. Seguirá el mundo girando. Viendo pasar los días. Mientras Bárcenas, Infantas, Gómez de la Serna, Ratos, etc., seguirán pavoneándose. Mientras Esther, María, Lola y tantas otras, llenarán sus asquerosas celdas. O tal vez, tengamos la oportunidad de cambiar el sentido del giro de este mundo. Aunque sólo sea por un instante. Por Esther. Por ti. Por mi. Por nosotras. Merece la pena intentarlo.
Amig@s y vecin@s de Esther
FIRMA AQUÍ PARA QUE ESTHER NO VAYA A LA CÁRCEL
#NosQuierenRobarAEsther



¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!



jueves, 28 de noviembre de 2013

Testimonio sobre la explotación en Ribs

Hola. Os dejo aquí un testimonio que me ha enviado un extrabajador del restaurante Ribs de San Sebastián de los Reyes (Comunidad de Madrid), que no permitió que la empresa lo tuviera trabajando explotado sin pagarle las horas extras. Si todos actuáramos así, las cadenas como Ribs no podrían pasar por encima de los derechos de los trabajadores y se verían obligadas a contratar más personal.

Además de publicarlo aquí, recomiendo enviar esta clase de testimonios a la página web Denunciemos los abusos patronales, o buscar apoyo legal en la Oficina Precaria, porque es posible que exista derecho a alguna indemnización.


¡Mucho ánimo compañero! ;-)
Violeta


-----------------------


MI EXPERIENCIA EN EL RESTAURANTE RIBS


Tras mi experiencia laboral de mes y medio en el restaurante Ribs de San Sebastián de los Reyes, situado en la zona comercial Plaza Norte 2, puedo afirmar que la empresa Foodstation S.L. explota a sus trabajadorxs y no paga las horas complementarias.

El salario que me comunicaron en la entrevista de selección era de 275 euros brutos por un contrato indefinido (con dos meses de periodo de prueba) de 12 horas semanales como ayudante de camarero, aunque me advirtió el gerente que todxs lxs trabajadorxs hacíamos todas las semanas algunas horas complementarias. Estas horas complementarias deben ser avisadas al trabajadorx con al menos siete días de antelación. Muchas veces, del horario de la semana siguiente me enteraba un día antes, si no en la misma semana y porque tenía que acudir al local a preocuparme de saber mi horario, cuando lo coherente es que sea comunicado por la propia empresa.

En la nómina de septiembre del 2013, correspondiente al primer medio mes que trabajé, advertí un salario que se correspondía con la mitad del salario base, pero nada acerca de las horas complementarias que trabajé. Se lo comuniqué al gerente del local, y tras hacerme cuentas con la calculadora aceleradamente para que no me enterara de nada, concluyó que habría sido una equivocación y que me las ingresarían en la nómina del próximo mes. Durante el mes de octubre, fui escuchando directamente a mis compañerxs, que es muy habitual que la empresa deba el salario de las horas complementarias, y que las paguen con mucho retraso tras reclamarlas insistentemente, o te convenzan para pagarte en horas libres. Entonces, es cuando me cuestioné si realmente esas horas complementarias se me pagarían en la siguiente nómina, por lo que, de no ser así, tendría que tomar alguna decisión al respecto. Fui sufriendo una carga de trabajo progresivamente superior y abusiva, debido a la marcha de un compañero y a las bajas de otrxs compañerxs. La empresa no contrató a nadie más, y al final de ese mes realizaba yo solo la labor de llevar a las mesas del restaurante (sesenta y cuatro concretamente) todos los platos que salían de cocina, trabajo que para ser saldado satisfactoriamente, se necesitarían como mínimo tres personas. La única “ayuda” que recibía era la del gerente del local, que gradualmente, y bajo la excusa de que le “estresamos” demasiado, a lo largo de dos fines de semana seguidos me fue hablando personalmente de manera muy maleducada. Me faltaba en numerosas ocasiones el respeto, y queriéndome tratar como si fuera un esclavo que debe hacer su trabajo a golpe de gritos y palabras coercitivas. Y de veras, aunque parezca increíble, recibí puntualmente ese trato sin ninguna clase de exageración, hechos que hasta mis compañerxs me comentaron, a pesar de que inmediatamente me dí cuenta del abuso de ese comportamiento. En varias ocasiones tras recordarle que merecía un trato digno y no gritos ni faltas de educación, me entraron ganas de dejar el trabajo en ese mismo instante.

Se acercaba la nómina del primer mes completo, y la presión psicológica era cada vez mayor. Sospechando que no iban a pagarme las horas extras, y cansado de que me explotaran cada vez más, acudí a asesorarme a mi sindicato de la Federación Local de C.N.T. de Madrid. Tomé la decisión inmediata de abandonar este trabajo, debido a lo precario y abusivo de sus condiciones. Me presenté ante el gerente el mismo día que recibí el pago de la nómina, ya que como esperaba solo me habían pagado el salario base y no las horas complementarias, por lo que presenté mi baja laboral en ese mismo momento. Rechacé seguir trabajando en esas condiciones laborales porque no me pagaban las horas complementarias que realizaba. Mi decisión no le sentó nada bien al gerente, aunque en esta ocasión mantuvo las formas de educación, no sin soltar excusas absurdas para justificar los impagos de esas horas. Me advirtió que perdería dinero (cosa totalmente falsa), me enseñó el cuadrante de horarios de las semanas anteriores, y estuvimos corrigiéndolo y cotejándolo con mi recuento de horas trabajadas, que llevaba convenientemente anotado.

Finalmente exigí que en mi finiquito apareciera el pago de las 19 horas complementarias que la empresa me debía, cuatro días de vacaciones correspondientes, y uno más por un día festivo que trabajé. De esta manera puse fin a mi contrato con la empresa del Foodstation S.L., pero ahora me gustaría advertir públicamente que esta empresa vende trabajo precario, explota, manipula y no paga debidamente a sus trabajadorxs. No apoyes de ninguna manera, ni vayas a consumir a los Restaurantes Ribs, y si eres trabajadorx en este local, por favor, conciénciate y rebélate contra las injusticias empresariales.  


¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

 

martes, 29 de octubre de 2013

Manifiesto #YoNotrago de los cinco en huelga de hambre en Sol

Ya son 5 siguiendo la Huelga de Hambre en Sol, y han elaborado un Manifiesto (#YoNotrago). Lo copio aquí debajo.

Ver también: #Motivosdetodos #motivosdeAlex #motivosdeGeny #motivosdeJose #MotivosdeJuan…



Las cinco personas en huelga de hambre en Sol.


Los ciudadanos somos víctimas de una escandalosa estafa orquestada por los grandes poderes económicos con la complicidad de la casta política y de los sindicatos afines, al amparo de una profunda pérdida de valores éticos del conjunto de la ciudadanía.



La humanidad está viviendo una época de grandes transformaciones que, de manera interesada, se están dirigiendo, como parte de una estrategia global, hacia una suerte de dictadura basada en la sumisión económica.


No hablamos de teorías, sino de algo que constituye una agresión real contra los derechos y los intereses del 99% de la población; algo que la mayoría de personas que estén leyendo este manifiesto está experimentando ya en sus propias carnes (ver recortarse tu salario, tu pensión, tu subsidio o tus derechos mientras otros obtienen cada vez más beneficios).

Se trata de una agresión que no podría producirse sin la ayuda de los legisladores corrompidos por los lobbys del poder, y las múltiples formas de corrupción como los pagos en B a cambio de contratas y otros favores.

Una agresión contra los intereses de la mayoría social consentida por los órganos judiciales que no alzan la voz a favor de una separación efectiva de los poderes.

Una desposesión de derechos que no podría producirse sin la complicidad de los profesionales de la información que dejan de lado a su ética, silenciando la protesta y dando pábulo a las innumerables mentiras de los poderes públicos.

Entre todos estos colectivos que no se rebelan o son cómplices de la corrupción, están dibujando un futuro funesto para las generaciones que nos tomarán el relevo, condenándolos al sufrimiento y causando la destrucción de la ética, de los mínimos pactos sociales y hasta de los recursos naturales.

Pero con el impulso de romper esta pasividad la llama de la contestación popular ha prendido en los innumerables movimientos ciudadanos que con su actividad siguen avivando las distintas mareas en defensa de los derechos, las plataformas y las asambleas vecinales por todas partes. Por eso, es preciso no dejar que esa llama la apaguen los poderes establecidos. Es preciso que entre todas impidamos la normalización de lo inmoral, la burla consentida de todos los preceptos éticos y la vulneración de derechos fundamentales como los que están contemplados en la Declaración de los Derechos Humanos, que como país tenemos firmada. 




No podemos dejar que las prioridades de cada colectivo adquieran más importancia que los #motivosdetodos: muy al contrario, debemos hacer que el todo sea más que la suma de sus partes. 



Debemos salir todas las personas con sentido moral a luchar; todos los colectivos que no aceptan el actual estado de cosas, con la generosidad y con el arrojo que requiere este momento crítico de nuestra Historia.

Debemos procurar que los diferentes torrentes separados formen un solo caudal que termine por limpiar la suciedad que empaña nuestras instituciones, nuestros órganos de poder, nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, nuestros tribunales y nuestros medios de comunicación. 

Es el momento de formar una marea ciudadana, al margen de las siglas partidistas y de las banderas que nos separan para que, una vez suprimida esta omnipresente corrupción, y cuando hayamos sido capaces de establecer unas reglas más limpias del juego democrático, estemos en condiciones de emprender un debate sano e igualitario en el que cada parte pueda defender su particular visión, sin las imposiciones, sin las trampas, sin la falsificación completa de las relaciones sociales que actualmente padecemos.

Por estos motivos, que son los #motivos de todas y de todos, hacemos un llamamiento a la protesta ciudadana unificada en defensa de los principios básicos de la salud democrática, de los derechos sociales y de la justicia.

Hacemos un llamamiento a los ciudadanos de a pie, a todos aquellos que hasta ahora han permanecido pasivos, y a los que simpatizando y apoyando a los diferentes movimientos han visto flaquear sus expectativas al no haberse producido una reacción más rápida, contundente y unificada. Y extendemos este llamamiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que se nieguen a ejercer ningún tipo de violencia contra las multitudinarias manifestaciones que son el reflejo del multitudinario descontento de la población y del multitudinario desacierto de estos gobernantes.

Hacemos un llamamiento a la esperanza, y a la fortaleza en la convicción; hacemos un llamamiento a la seguridad de que, como ya ha ocurrido en otros momentos de la Historia, somos capaces juntos de cambiar el mundo, de conseguir una sociedad mejor para nosotros y para el mundo que dejaremos a nuestros hijos.

Hacemos un llamamiento a la solidaridad de la cadena de la humanidad cuya fortaleza ha de medirse por la seguridad con la que el eslabón más débil permanece abrazado al conjunto.


Y así optamos por dar un paso pacíficamente, abriendo una nueva estrategia como apoyo a todos los frentes ya abiertos, con la esperanza de que nuestro gesto pueda actuar como pegamento entre los indignados, declarándonos voluntariamente en huelga de hambre.

No lo hacemos buscando el apoyo de los movimientos sociales, las plataformas y las personas que ya han dado un paso adelante en la defensa de los motivos de todos; sino que al contrario, pretendemos apoyarles con nuestra decisión radical de no seguir tragando con las cosas como están hasta que las cosas comiencen a cambiar. Y lo hacemos incluso asumiendo que este tipo de protesta, este tipo de sacrificio en pos del procomún nos pueda acarrear daños físicos irreversibles desde el primer día. 

Desde Madrid, A Coruña, Bilbao, Zaragoza, Cuenca, Barcelona, Mérida, Sevilla y Granada de momento, nos hemos marcado el objetivo de contribuir a lanzar un mensaje de unificación, un mensaje que indique claramente que el pueblo no claudicará en la lucha ante la actual sordera de los poderes públicos para que ellos, los que no son dignos portadores del poder que la sociedad les ha entregado, no puedan seguir mirando para otra parte. Lo hacemos para conseguir que esa parte de la sociedad dormida despierte al ver nuestro sacrificio; y ponga en práctica esa rebeldía, que nace del intelecto y del corazón gritando con una sola voz:
¡Basta ya!
¡¡#YoNotrago con la corrupción!! 
¡¡#Yo Notrago con la mentira política!!!
¡¡#YoNotrago con los recortes en derechos!!
¡¡#YoNotrago trago con la manipulación de la Justicia!!
¡¡#YoNotrago con la especulación de la vivienda!!
¡¡#YoNotrago con el monopolio energético!!

Apuntemos todos los motivos por los que ya no estamos dispuestos a tragar:
Sumemos todas las personas nuestras razones y nuestras fuerzas a la lucha, porque juntas sí podemos y lo vamos a volver a demostrar.


---------------------------

Ver también:




¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

 

Emigración

Nadie sabía muy bien lo que había al otro lado. Pero cuando ya no pudieron más, porque se les acababa el aire, porque se les cerraban las puertas y el ruido de los gobernantes en la tele era ya ensordecedor, cuando se encontraron reducidos a sus cuerpos aplastados contra un cristal, entonces echaron a correr y saltaron. 

...Al volver a abrir los ojos un tiempo después (quizás días, quizás meses más tarde), la gente a su alrededor hablaba un idioma extraño. La luz, las casas, las calles, los sonidos, todo era distinto y a la vez misteriosamente familiar: una dimensión paralela que siempre había estado ahí, transitando en el mismo tiempo sin que la intuyeran. Poco a poco, empezaron a encontrar gente como ellxs que también se había lanzado desde aquel precipicio. La luz era tenue, las voces tímidas en el hostal donde algunos ya trabajaban. Bajo el murmullo del televisor, y detrás de las voces de ancianos que beben cerveza, todos entablaban conversaciones y trazaban mapas de los caminos que habían seguido, de los atajos que encontraban y de sus planes para seguir orientándose en este Nuevo Mundo.



---------------

¿Tú también has emigrado? Si quieres ayuda en el aterrizaje o si quieres seguir luchando, contacta con tu asamblea local de la Marea Granate.