miércoles, 26 de diciembre de 2012

¿Son la privatización -y el neoliberalismo- malos para la salud de la población?


http://medicocritico.blogspot.com.es/2012/12/son-la-privatizacion-y-el.html

La privatización mata: Soviet Union style.

Suena a eslogan de esos de los que decimos que queremos huir, pero es que en algunos países parece ser que tiene poco de eslogan y mucho de realidad no asimilada.

En diciembre de 1991 se disolvió la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). El capitalismo llegó y la privatización de empresas estatales cobró una relevancia capital. Unos años después hubo gente que se entretuvo en contar muertos. Habitualmente, cuando hablamos de privatizar servicios públicos lo hacemos en euros, por ello cuando hablamos en muertos parece que escribiéramos los números en mayúsculas.

Stuckler, King y Mckee (dos de ellos conocidos de este blog) observaron la evolución de la esperanza de vida en varones entre 15 y 59 años entre los años 1989 y 2002 e hicieron comparaciones entre aquellos estados (de los que surgieron de la descomposición de la URSS) que habían acometido una privatización más rápida de sus empresas estatales (>25% en dos años) y los que lo hicieron de forma más lenta.

Como se observa en la figura, los países con privatizaciones masivas (línea continua) presentaron una esperanza de vida inferior que los países con privatizaciones no masivas.

Según los autores, el mecanismo principal que explicaría este fenómeno sería el incremento del número de desempleados que supusieron los procesos de privatización masiva de empresas estatales lo cual, unido a una época de grandes cambios sociales, produjo un incremento en la mortalidad en la población estudiada.

Según datos de UNICEF, se estima que la transición política en la URSS supuso una sobremortalidad de 3 millones de personas, siendo la crisis de mortalidad más grande del siglo XX sin contar las relacionadas con episodios bélicos.

Hay que reseñar que existe un factor que se vio asociado con una acción contraria a las privatizaciones, de forma que incluso podía lograr anular los efectos de estas sobre la mortalidad: el capital social.

En aquellos países en los que más de un 45% de la población pertenecía a algún tipo de organización social se vio que el efecto de las privatizaciones quedaba anulado.

Capital social y mortalidad asociada a privatización.


Cómo mata la privatización.

En otro artículo publicado por los mismos autores, plantean cuatro mecanismos posibles por los que la privatización podría ser un factor de daño sobre la salud de las poblaciones:

- Incremento de las desigualdades sociales por concentración de la riqueza.
- Incremento de la desconfianza social y de la percepción de injusticia.
- Interrupción y deterioro de la estabilidad comunitaria y de las relaciones laborales.
- Disminución de los recursos económicos de los estados para proveer un robusto sistema sanitario.

¿Y esto pasó solo en la URSS -caso muy concreto y con singularidades- o también en otros lugares?

En el último número del European Journal of Public Health (esa revista de rojos anticapitalistas donde hasta publican cartas de niñatos que van de salubristas) se publica un interesante artículo en el que se relaciona el hecho de que Escocia tenga unos indicadores de salud entre los peores de toda Europa con la mayor presencia de política neoliberales en dicho país. Como ya sabemos que "correlación no es causalidad", los autores de dicho artículo dan un paso más y analizan según los criterios de causalidad de Bradford-Hill cada una de las posibles explicaciones que podrían justificar la situación en salud de la población escocesa.

El único factor que cumple todos criterios de Bradford-Hill es el relacionado con las políticas neoliberales llevadas a cabo en Escocia por el partido conservador. [ver informe completo]

¿Podríamos decir entonces que el neoliberalismo es perjudicial para la salud?


Del estudio sobre Escocia podemos sacar una gráfica más general (no sólo centrada en dicho país) que nos puede dar algunas pistas, al relacionar esperanza de vida con variaciones en el índice de libertad económica (ese que los ¿neo?liberales esgrimen para saber cómo de bien lo hace un país y decir que Singapur mola).



Hay quien viendo ese gráfico podría decir que los puntos negros (Europa del este) copan la parte de mayor variación de la libertad económica en los años estudiados (1980-2006) y que, a cambio no obtienen sino leves -muy leves- incrementos en la esperanza de vida. Habría  quien podría decir también que de los 7 países con más de un 8% de incremento en la esperanza de vida 2 de ellos disminuyeron su libertad económica y solo 2 la vieron incrementada en más de un 20%.

Pero solo es una gráfica... interprétenla.

Concluyendo...

Las privatizaciones pueden afectar a la salud de la población. No solo las privatizaciones de la sanidad, sino que la pérdida de bienes públicos (que actúen como tales) se ha relacionado con disminuciones en la esperanza de vida y malos indicadores en salud.



Bibliografía.

Stuckler, D., King, L., & McKee, M. (2009). Mass privatisation and the post-communist mortality crisis: a cross-national analysis. Lancet, 373(9661), 399–407. doi:10.1016/S0140-6736(09)60005-2
Stuckler, D., King, L., & Coutts, a. (2008). Understanding privatisation’s impacts on health: lessons
from the soviet experience. Journal of epidemiology and community health, 62(7), 664.
doi:10.1136/jech.2007.070201
Williams, C., & Maruthappu, M. (2012). “Healthconomic Crises”: Public Health and Neoliberal
Economic Crises. American journal of public health, 103(1), 7–9.
doi:10.2105/AJPH.2012.30095-2
McCartney G, Collins C, Walsh D, Batty D. Accounting for Scotland’s excess mortality: towards a
synthesis. Glasgow: Glasgow Center for Population Health, 2011. [artículo completo]
McCartney, G., Walsh, D., Whyte, B., & Collins, C. (2012). Has Scotland always been the “sick
man” of Europe? An observational study from 1855 to 2006. European journal of public health,
22(6), 756–60. doi:10.1093/eurpub/ckr136
Mackenbach, J. P. (2012). From deep-fried Mars bars to neoliberal political attacks: explaining the
Scottish mortality disadvantage. European journal of public health, 22(6), 2012.
doi:10.1093/eurpub/cks137
Mulreany, J. P., Calikoglu, S., Ruiz, S., & Sapsin, J. W. (2006). Water privatization and public health
in Latin America. Revista panamericana de salud pública = Pan American journal of public
health, 19(1), 23–32. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16536935


¿Qué te ha parecido el artículo? ¡Deja tus comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada