miércoles, 19 de diciembre de 2012

Europa se prepara para una Navidad austera




Y llegamos, una vez más, a las temibles fechas navideñas. Y por doquier escucho el mismo villancico que se repite una y otra vez, como el año pasado, y el anterior y el otro: "que si dónde toca celebrar la Nochebuena...Que si tengo que ir a nosedónde para comprar el regalo de nosequién...que si felices fiestas y feliz nosecuántos...Que si es que es muy difícil encontrar un regalo que le guste..."

La Navidad me parece el ejemplo perfecto que tenemos a la hora de ilustrar la enajenación mental colectiva en la que estamos permanentemente inmersos. El individuo, aplastado por la rueda de la tradición y vapuleado por los puños de la normalidad, se deja llevar por la marea y se le arrebata toda capacidad de consciencia, terminando por hacer suyos toda una serie de deseos, objetivos y necesidades que en realidad le son completamente ajenos, ya que no ha intervenido en su elaboración, ni tampoco ha decidido sobre ellos de manera consciente, pero que sin embargo obedece y sigue ciegamente, como si fueran parte integrante de su ser.

Estos impulsos -pues no se los puede denominar de otra forma- son una creación social de una naturaleza terrible, a la altura de los impulsos primitivos más primarios que la biología impone; difícilmente se pueden controlar y marcan una conducta que no ha sido escogida, que secuestra todo poder creador. Esto nunca lo tienen en cuenta aquellos que defienden con uñas y dientes lo que voy a llamar como "libertad capitalista", aquella falsa libertad que no es otra cosa que una cadena que te ata al consumo y te invita a gastar "con libertad". Una falsa libertad solo tangible en tanto en cuanto poseas capital; una falsa libertad cuya calidad es directamente proporcional al dinero que atesores en la cartera.

Si nos liberamos de esta falsa noción de libertad desaparecerán con ella todos esos titulares informando de una nueva Navidad marcada por la austeridad.

Y por favor, no gasten con responsabilidad. Lo mejor directamente es no gastar.



http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/consumidores/llegan-las-navidades-mas-austeras-nos-gastaremos-300-euros-menos-que-en-2008_ZH8pfT2O1RTmBgyhxFWg06/

La crisis económica que sufren los españoles continúa haciendo mella en el gasto medio que cada consumidor realiza en Navidad y que este año será de 514 euros, 46 menos que hace un año y 300 menos que los que destinaba en 2008, antes del comienzo de la crisis.

A estas expectativas de consumo contribuirá también el hecho de que los empleados públicos no contarán este año con la paga extra de Navidad.

De los 514 euros que cada consumidor gastará en las próximas fechas navideñas (un 8 % menos que en 2011), 191 los destinará a alimentación; 163, a regalos y juguetes; 82, a lotería y 78 euros, a ocio, informa EFE.

Estas cifras confirman, según los cálculos de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), la tendencia decreciente iniciada en 2008, fecha desde la que el gasto medio por consumidor se ha reducido en trescientos euros, es decir, un 37 %.

El estudio elaborado por FUCI se ha realizado mediante encuestas, con el fin de conocer los hábitos de consumo de los españoles y cuánto dinero dedicarán a regalos, juguetes, lotería, alimentación y ocio durante la época navideña.

Por comunidades autónomas, y a pesar de que la crisis ha castigado a todas, existen importantes diferencias.

Así, Madrid y la Comunidad Valenciana están a la cabeza del gasto, con cerca de 600 euros por persona, mientras que Canarias y Extremadura se encuentran en el otro extremo con 450 euros.

También destaca que, pese la creciente reducción del gasto registrada en todas las comunidades, el descenso es más acusado en Canarias y Andalucía, debido, posiblemente, a la elevada tasa de paro de esas autonomías.

No obstante, en el conjunto del país la partida destinada a la alimentación (191 euros) es un 2 % superior a la de 2011 (187 euros), algo que, según FUCI, se debe al encarecimiento de los alimentos ya que el estudio refleja un descenso en el número de productos que los consumidores prevén adquirir.

Existen algunas diferencias entre comunidades y así Cataluña será la región donde más dinero se gaste en comida, mientras que en Extremadura y Canarias será donde los consumidores dediquen menos a esa partida.

Los juguetes y los regalos, con 163 euros de media por consumidor es la segunda partida que más gastos conlleva, pese a descender en 22 euros respecto al año pasado, el 12 %.

Por comunidades, cada madrileño destinará 190 euros a la compra de regalos y juguetes frente a los 135 euros que tienen previsto gastar los canarios.

Según el estudio, el gasto en ocio caerá el 11 % respecto a las pasadas navidades y se situará en 78 euros por persona. En los últimos cinco años el gasto en esta partida se ha reducido en 131 euros.

El apartado que sufre una mayor disminución con respecto al año anterior es la compra de lotería, que se reduce un 18 %, y que entre el sorteo de Navidad y el del Niño cada ciudadano adquirirá una media de cuatro décimos.

Además, insta a los consumidores a comprar sus regalos por adelantado para aprovechar las ofertas y, en el caso de las hagan por Internet aconseja hacerlo en sitios reconocidos, así como hacer un uso racional de las tarjetas de crédito, prestar atención a la fecha de caducidad de los productos, elegir juguetes seguros y guardar siempre las facturas por si se necesita reclamar


¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada