miércoles, 5 de septiembre de 2012

El paro vuelve a subir en agosto


http://www.realestatepress.es/MostrarNoticia.asp?M=0&Id=19795

EL PARO VUELVE A SUBIR EN AGOSTO

El número de parados registrados se situó al finalizar agosto en 4.625.634 personas, tras subir en el mes de agosto en 38.179 desempleados, con un aumento porcentual del 0,83 por ciento, según ha informado esta mañana el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.






El nuevo incremento del desempleo en agosto acaba con los descensos que llevaba registrando el paro en los últimos cuatro meses.
Aún así, la subida de agosto, mes en el que suele aumentar el desempleo por el fin de la campaña de verano, es menos pronunciada que la registrada hace un año, cuando el paro aumentó en 51.185 personas, mientras que en 2009, en un contexto de recesión económica semejante al actual, se registró un incremento de 84.985 desempleados.
El incremento del paro en el mes de agosto es el menor registrado desde el año 2006, cuando aumentó en 28.693 personas, y se sitúa por debajo de la media de los últimos diez años. Desde agosto de 2011, el desempleo se ha incrementado en 494.707 personas, un 11,98 por ciento.
En cuanto al empleo, la Seguridad Social registró un descenso medio de 136.762 afiliados respecto a julio, con lo que se sitúa en un total de 16.895.977 ocupados al finalizar el mes.
Este dato también rompe la tendencia de los últimos cinco meses, en los que se registraron ganancias de afiliados. Así, julio representó la quinta subida consecutiva tras las logradas en marzo, abril y mayo, cuando se registraron 5.419, 16.549 y 77.431 altas al sistema, respectivamente, y después de la de junio, mes en el que sumó 31.332 afiliados y superó los 17 millones por primera vez en el año.
En términos interanuales, la Seguridad Social redujo en agosto su número de cotizantes en 604.541 personas aproximadamente la mitad de la caída de agosto de 2009, con 1.136.246 trabajadores. En términos intermensuales, el Régimen General bajó en 103.799 personas, con lo que contabiliza una media de 13.771.654 afiliados. En concreto, los aumentos más significativos se registraron en Hostelería y Actividades Sanitarias y Servicios Sociales.
En sentido contrario se comportaron Educación, con un decrecimiento de 44.585 afiliados, seguido de Construcción 24.966,  e Industria Manufacturera, 24.225.
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha destacado que "este dato no supone una variación significativa respecto a los comportamientos históricamente presentados en el mes de agosto".
"Nunca se espera en España un agosto positivo en cuanto a afiliación. Es habitual un descenso de cierta magnitud en este mes por la finalización de muchos contratos de carácter estacional ligados a las actividades propias de la temporada estival", ha explicado.

Aumenta el gasto por prestaciones de desempleo
En los primeros siete meses del año, el gasto en prestaciones por desempleo ha crecido un 5,4 por ciento, hasta los 18.455 millones, cuando la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el de Hacienda, Cristóbal Montoro, habían previsto una caída del cinco por ciento.
En plena recesión, con la economía destruyendo empleo y el número de cotizantes en su nivel más bajo desde que arrancó la crisis, las cuentas públicas se complican. Las erróneas previsiones del Gobierno en cuanto al gasto en pensiones y en desempleo explican en parte que el déficit haya superado ya lo que el Gobierno preveía para todo el año, lo que ha provocado un duro plan de ajuste que incluye la subida del IVA y el recorte de las prestaciones de paro.
El gasto en prestaciones creció en el mes de julio un 8,05 por ciento, hasta 2.593,6 millones, según los datos difundidos hoy por Empleo. El crecimiento del gasto se acelera con respecto al mes anterior. Pero además, se han disparado las altas y solicitudes de nuevas prestaciones, que son el mejor indicador adelantado de la evolución futura del gasto. En julio las nuevas peticiones superaron el listón del millón de nuevas peticiones tras crecer un 23,5 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. Además, lo que crecen con más fuerza no son las peticiones de subsidios ni rentas de inserción, sino las solicitudes de prestaciones contributivas, las más costosas, que aumentaron un 34,4 por ciento en julio frente al mismo mes del año anterior.
Con esa negativa evolución, se desvanecen las últimas esperanzas de una importante inflexión en el tramo final del año que permitiera reducir la desviación con respecto a la errónea previsión del Gobierno.
El Ejecutivo también confiaba en que los nuevos parados tuviesen menos derechos acumulados que quienes van perdiendo la prestación, es decir, que cobrasen menos paro y durante menos tiempo, pero la recaída en la recesión se está cobrando el empleo de trabajadores fijos, que normalmente son los que tienen derecho a cobrar un paro más alto y durante más tiempo.
Este año, además, no tendrá efecto el recorte aprobado en el decreto ley de julio por el que la prestación por desempleo pasará a ser del 50 por ciento de la base de cotización en lugar del 60 por ciento a partir del sexto mes de percepción, ya que la medida solo afecta a los nuevos demandantes de empleo.



¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada