viernes, 16 de noviembre de 2012

“Las medidas anunciadas ayer por De Guindos son para reírse de los desahuciados”


Mucho bombo y platillo y al final lo que esperábamos, nada sustancial. La ley permanece inalterable para regocijo de los bancos, hay una moratoria ridícula que no soluciona nada y se promete -ya sabemos cómo son esas promesas- la creación de viviendas públicas de alquiler para realojar a los desauciados.


http://www.cuartopoder.es/loszapatosdelvagabundo/las-medidas-anunciadas-ayer-por-de-guindos-son-para-reirse-de-los-desahuciados/34

Olga Veloso, 44 años, las medidas anunciadas ayer por el Gobierno para paliar la tragedia de los que pierden sus hogares le parecen tan inútiles como los ansiolíticos que le receta el psiquiatra que la atiende desde que le llegó en mayo una orden de desahucio. “No valen para nada. Solo te adormecen. No ofrecen una solución. Yo voy a perder mi casa”.

Tras el anuncio grandilocuente de que PP y PSOE se sentarían a negociar, y no se levantarían de la mesa hasta lograr un acuerdo sobre los desahucios, ayer el Gobierno volvió a demostrar que no tiene el cuerpo para revoluciones: el decreto ley presentado tras el Consejo de Ministros no toca ley alguna. Se limita a conceder dos años de plazo a familias con ingresos totales inferiores a 1.597 euros al mes y con hijos o discapacitados a su cargo. Y trato preferente a víctimas de la violencia de género. Las propias previsiones económicas y laborales del Gobierno para los próximos dos años vaticinan que, trascurrido ese plazo, el cerrajero del banco se arrodillará ante la puerta de las viviendas de los beneficiados para forzar la entrada y echarlos a la calle. El PSOE se ha desmarcado inmediatamente: “Es un parche que solo sirve para beneficiar a los mercados, ganadores una vez más”, se ha apresurado a decir la secretaria de Política Económica del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero.

Tras el suicidio el pasado día nueve de Amaia Egaña en Barakaldo, que se arrojó por el balcón mientras una comisión judicial se disponía a desahuciarla, el Gobierno invitó al PSOE a sentarse a negociar para adoptar medidas urgentes que evitaran más suicidios. El gran pacto de Estado anunciado se encogió ayer en Decreto Ley aprobado a solas. Y a Olga Veloso no se le han quitado las ganas de suicidarse: “Yo entiendo a la gente que se quita la vida. Y he pensado hacerlo. Siento pánico cada vez que abro el buzón a ver si ha llegado la orden definitiva. Y en cada una de las llamadas, de las decenas de llamadas que me hace cada día Bankia para insistirme en que me vaya porque soy una delincuente, siento ese pánico. Te convencen de que eres una delincuente. Consiguen que te sientas culpable. Yo comprendo y pienso en el suicidio. Pero el día que lo haga me voy a llevar a alguno de ellos por delante”, recita sin alterarse y con voz dulce.


Tatiana Roeva. / Captura de vídeo de YouTube
“Si quieren detener los suicidios, que para mí son asesinatos, nuestros gobernantes tienen que dar verdaderas soluciones. Lo anunciado ayer es reírse de nosotros”, coincide Tatiana Roeva, una de las pocas afectadas que ha logrado la dación en pago. Tatiana Roeva es psicóloga y asiste profesionalmente a gente que ha caído en su misma situación. “Después del suicidio de Amaia Egaña la semana pasada, parecía que estaban dispuestos a arreglar el mundo. Pero yo no esperaba otra cosa que lo anunciado ayer. Es sencillamente ampliar un poco el Código De Guindos. Pero se pueden beneficiar muy pocos. Estas nuevas medidas del gobierno solo van a lograr prolongar dos años el sufrimiento de la gente. No es una solución real. Es una tomadura de pelo. ¿Por qué no se aprueba la dación en pago?”.

El decreto ley aprobado ayer no solo ignora esta vindicación. Tampoco contempla revisar ciertas cláusulas contractuales de la letra pequeña hipotecaria, cláusulas que los jueces españoles han calificado de abusivas. Al subastar las viviendas hipotecadas, el valor de tasación podrá seguir siendo inferior al estipulado en el momento de la compra, con lo cual el desahuciado, tras perder su casa, tendrá que hacer frente a la diferencia y seguirá endeudado. Tampoco se suavizarán los intereses de demora: las familias que se beneficien de la moratoria de dos años seguirán alimentando saldo negativo. Trascurrido ese periodo, le deberán más dinero al banco.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, también anunció ayer la creación de un parque de viviendas gubernamental que será alquilado a los afectados a precios populares. ¿Cuándo? Cuando el Estado consiga ese parque de viviendas como compensación por los impagos al Estado de la banca rescatada, entre otros, con los impuestos de los desahuciados. ¿Cuándo tendrá el Estado esas viviendas disponibles? “Cuán largo me lo fiáis”, decía El Burlador de Sevilla. Esta mañana, unas 500 familias españolas abrirán el buzón y se encontrarán una inminente orden de desahucio.



¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada