lunes, 20 de mayo de 2013

El país al que nos conducen

Resulta gracioso -por no decir trágico- cómo contrasta el discurso "liberal" con la práctica "liberal" de nuestras élites políticas, que colocan a sus familiares y amiguetes en puestos de poder mientras nos saquean y nos echan del país. 




Fuente: http://larevueltadelasneuronas.com/2013/05/17/el-pais-al-que-nos-conducen/


“Las cosas cuestan”

Beatriz Jurado, presidenta de las NNGG del Partido Popular.
Hace unos días salía la noticia de un físico español al que le habían dado el premio al mejor físico joven de Europa, pero por lo visto en España, le cerraban las puertas porque su currículum no daba la talla. Esta es una situación bastante normalizada y de práctica cotidiana a la hora de valorar a las personas. Precisamente aquellos que dicen defender a capa y espada modelos de meritocracia, son los que más enquistados están en el imaginario y el hacer feudal. La meritocracia es un sistema bastante discutible incluso cuando se presenta en estado “puro”, pero aquí ni siquiera podemos hablar de ese supuesto; ¿cuántos profesores asociados en la Universidad, ahogados en la precariedad, observan año tras año como una casta de catedráticos anticuados taponan el saber y el conocimiento en defensa de su cómoda poltrona a la par que defienden el Plan Bolonia?
Por el contrario, lo que mejor saben hacer nuestras élites y cuanto más dicen ser liberales peor, es colocar a los más ineptos en los puestos mejor pagados. Para la lumpen-oligarquía que nos gobierna pensar es algo secundario, para ellos el valor añadido lo aportan los Carromero o el último cargo anunciado a dedo y pagado con el dinero público en la diputación de la mafia-Fabra de Castellón, al líder valenciano de NNGG, Juan Carlos Caballero, cobrando 45.000 euros al año. Apuntaba el politólogo Iñigo Errejón al comparar la noticia del físico español con la del
carromero
cargo del miembro de NNGG del PP en Castellón, que  era una clara muestra de que vamos camino al subdesarrollo y que urge echar a toda esta gente. No le falta razón. Aquellos que más se llenan la boca con la palabra  eficacia y sobre la necesidad de destruir lo público y promocionar lo privado, son los mismos que llevan décadas viviendo de lo público, usándolo como trampolín y utilizándolo como medio para redistribuir la riqueza de abajo hacia arriba a modo de contratas y favores con grandes empresarios. Es mentira que “desregulen” el Estado, lo que hacen es regularlo de otra forma, utilizando el dinero de todos para trasladarlo al bolsillo de una casta patronal y por supuesto financiera.

Mientras todo esto sucede, la delegada del gobierno en Madrid, Cristi naci fuentes mandaba a los antidisturbios a emplearse con dureza contra las mujeres y hombres que se manifestaban por el derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo. ¿Cómo un liberal que tanto sacraliza la libertad individual puede atentar tanto contra la autonomía de las personas con tal de defender a grupos de fanáticos que buscan devolvernos al medioevo? Debe ser porque son una panda de nazis como el miembro de la División Azul recientemente galardonado por combatir codo a codo con los nazis y que tanto aplaude el Partido Popular. Cuesta pensar con la cabeza fría cuando en las calles no paran de abrírsela a la gente, casualmente siempre las de los mismos, las del pueblo que la policía ha jurado defender, pero nunca la de los culpables, las de los que mandan. Se ve que esa es gente de orden, el orden del caos neoliberal que defienden los patriotas de hojalata que nos conducen, con Carromero al volante, directos contra el muro de la neoservidumbre.




¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Deja tus comentarios!

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada